Cómo guardar alfombras en verano

¿Cómo guardar alfombras en verano? Aprende con estos sencillos trucos

Hay varios momentos a lo largo del año que son esenciales y afectan directamente tanto a la organización, decoración y orden de la casa. Como no podría ser de otra forma, uno de ellos es cuando tenemos que hacer el cambio de invierno a verano; momento en el que no solo cambiamos la ropa de los armarios sino también debemos retirar las alfombras. Por eso, te queremos explicar la forma correcta de guardar alfombras en verano.

CONFORAMA - ES - Descubre lo último en decoración e iluminación

Antes de darte una serie de consejos, hay un paso previo que debes hacer y es básico para que las alfombras no se dañen: la limpieza

¿Cómo limpiar una alfombra?

Es importante saber que con una vez no es suficiente. Te recomendamos que laves tu alfombra de forma regular durante el año (al menos cuando la uses…) y que antes de guardarla hagas una limpieza en profundidad.

Siempre puedes contratar profesionales que se encarguen de ello. Esta opción tiene dos cosas que quizás no te gustan demasiado… el transporte de las alfombras hasta la empresa de limpieza (si no se incluye en el servicio) y el coste de ello. Es un gasto que puedes evitar y te permitirá ahorrar.

Si por otro lado decides limpiar tu mismo la alfombra esto es lo que debes saber:

Pasa la aspiradora de forma regular

¡Ojo! Hazlo por las dos caras. No solo debes limpiar la suciedad de la superficie, es recomendable que le des la vuelta para eliminar los ácaros y el polvo que se generan debajo.

Pasa la aspiradora por la alfombra antes de guardarla

Elimina los malos olores

¿Cómo? Es más sencillo de lo que crees. Cubre toda la alfombra con bicarbonato sódico y deja actuar durante tres horas mínimo. Una vez haya hecho efecto, debes volver a pasar la aspiradora.

¡Te vamos a dar un super consejo para que le des un toque extra! Si al bicarbonato le añades algunas gotas de aceite esencial, no solo le quitarás el mal olor sino que conseguirás perfumar tu alfombra.

Sacude la alfombra para quitarle el polvo

Otra solución antes de guardar tu alfombra en verano es que la sacudas o bien la tiendas y le des golpes con algún objeto como puede ser una raqueta de tenis. Lo que conseguirás con esto es que se desprenda el polvo de la superficie.

Cómo guardar afombras en verano

Lávala a mano y no olvides secarla

Para llevar a cabo esta tarea es mejor que lo hagas con jabón neutro que contenga sales. Así evitarás que se traspasen los colores. También debes asegurarte que esté bien seca antes de guardarla. ¿No querrás que se generen hongos…?

¿Cómo guardar alfombras en verano?

Ahora que ya conoces una serie de trucos de limpieza, apunta estos tips que te vamos a dar sobre cómo guardar alfombras en verano.

  • ¿Cuándo debo guardar la alfombra?

Seguramente pienses que solo son para invierno y que en verano las tienes que dejar en el armario. Pero estás equivocado. Las fibras de la alfombra pueden ayudar a regular la temperatura del suelo de tu casa.

Cómo guardar alfombras en verano

  • El lugar ideal para guardar tu alfombra

Debes encontrar ese espacio en tu casa en el que la temperatura no sea demasiado baja ni demasiado alta. Los extremos no son buenos y pueden hacer que se desgasten las fibras o bien acaben apareciendo hongos.

En este punto, es clave que evites guardar tus alfombras en las estancias o zonas de mayor humedad.

  • ¿Cómo enrollar la alfombra?

El último punto a tener en cuenta es cómo vas a guardar tu alfombra en el armario. Es básico saber doblarla para que las fibras no se estropeen ni se desgasten. Y para conseguirlo, una buena forma de llevarlo a cabo es con la ayuda de un tejido o sábana.

Colócala encima de la alfombra y empieza a enrollar sin apretar. No te preocupes si quedan huecos con aire. Para terminar, intenta guardarla dentro de una bolsa de plástico o bien de tela para aislarla 100% de la humedad y del polvo.

Cómo guardar alfombras en verano

Ahorra espacio con un canapé

Si tienes un piso pequeño y tu problema para guardar las alfombras es el espacio, esta puede ser la solución. Quizás tus armarios no son lo suficientemente grandes o no tienes hueco encima, por lo que un canapé se convierte en la mejor alternativa.

La mayoría de nosotros utilizamos el canapé de nuestra cama para guardar ropa, toallas, cojines o almohadas, incluso de zapatero, pero es el espacio ideal para guardar tus alfombras en verano.

También te puede interesar:

Inteligencia Artíficial en la vida cotidiana: ¿Vamos hacia hogares inteligentes? 

¿Electrodoméstios conectados a internet? La revolución en tu cocina