colchones buenos para el dolor de espalda

Colchones buenos para el dolor de espalda: levántate mejor cada mañana

¿Estás buscando colchones buenos para el dolor de espalda? Se trata de una elección que no siempre resulta sencilla, ya que vamos a comprar un producto que conlleva un gasto elevado, que se espera que dure en torno a una década y, lo más importante: que influye de manera directa en nuestra salud y bienestar.

CONFORAMA - ES - Los mejores colchones para un descanso de ensueño

Si por lo general ya encontramos complicaciones a la hora de escoger un colchón, cuando sufrimos dolores de espalda la elección puede suponer un auténtico quebradero de cabeza. Las opiniones son difusas, en algunos casos equivocadas, en otros interesadas y, con frecuencia, se pretende extender al resto de personas lo que le ha ido bien a cada uno.

Factores a la hora de escoger colchones buenos para el dolor de espalda

Sin embargo, lo más adecuado es contar con toda la información posible para poder tomar una decisión acertada, basándonos en nuestras propias necesidades.

Colchones buenos para el dolor de espalda según el material

Sin ir más lejos, una de las recomendaciones más habituales cuando se trata de encontrar colchones buenos para el dolor de espalda es la de adquirir un colchón de alta firmeza; aunque es habitual que resulte útil, lo cierto es que no siempre es así. Tu elección debe fundamentarse en los siguientes factores.

Tu postura al dormir

Lo más común es que nos movamos por la noche al dormir, pero en realidad todos tendemos a descansar en una postura en concreto. Estas posiciones están relacionadas en muchos casos con los dolores de espalda, y no sólo de manera directa, también como consecuencia del nivel de firmeza del colchón:

  • Si duermes de lado lo más recomendable es recurrir a un colchón de firmeza media.
  • Si duermes bocarriba es preferible que te decidas por un colchón firme.
  • Si duermes bocabajo has de saber que es la postura menos recomendable, pero si no puedes evitarlo un colchón de firmeza suave no te iría nada mal.

Tu altura y peso

Estos factores son fundamentales a la hora de escoger colchón. No tienen por qué influir en la composición o en la tipología, pero sí en las medidas. Recuerda que, para evitar dolores de espalda, lo más recomendable es que el colchón tenga una longitud 10 cm mayor que la tuya y que, en función de tu peso, presente un mayor grosor para no hundirse.

Tu edad

¿Cuántas veces has oído hablar de que las personas mayores necesitan colchones de alta firmeza? Esto es un error muy frecuente, ya que, en realidad, necesitan un mayor alivio en los puntos de presión del cuerpo, aunque es algo que siempre va a depender de las necesidades de cada cual.

Tu temperatura corporal

¿Tienen que ver los colchones buenos para el dolor de espalda con tu temperatura corporal? Depende. Las personas frioleras son más propensas a tener dolores de espalda al contraerse para evitar el frío, por lo que lo más recomendable en estos casos es recurrir a productos que conserven mejor el calor.

Colchones buenos para el dolor de espalda según su material

Factores a la hora de elegir colchones buenos para el dolor de espalda.

Todos los factores mencionados anteriormente van a tener que ver, en mayor o menor medida, con la composición y los materiales del colchón. Para escoger entre los colchones buenos para el dolor de espalda debemos fijarnos, en primer lugar, en nuestras necesidades y, a continuación, en los diseños que mejor se adapten a ellas.

Colchones viscoelásticos

Entre estos colchones se encuentran algunos de los más utilizados para combatir el dolor de espalda. Además, la espuma viscoelástica es un material que puede aparecer en estos productos por sí sólo o combinado con otras espumas e, incluso, con muelles ensacados -los denominados híbridos-. Son recomendables para personas que deben pasar muchas horas en la cama.

Colchones de espuma de alta resiliencia

Si sueles dormir de lado, los colchones fabricados a partir de espuma de alta densidad o alta resiliencia son una gran opción para ti. Por lo general, hablamos de un nivel medio de firmeza, lo que permite mantener alineada la columna a los durmientes que descansan sobre el costado.

Colchones de muelles

Colchones buenos para el dolor de espalda con núcleo de muelles

Los colchones tradicionales de muelle suelen ofrecer una firmeza baja, ideal para evitar curvaturas en la espalda entre las personas que duermen bocabajo. Eso sí, si duermes en pareja procura que se trate de muelles ensacados, ya que este tipo de núcleo ofrece una gran independencia de lechos, lo que también resulta determinante en los dolores de espalda.

Colchones de látex

Finalmente, el látex es el material ideal para las personas más frioleras, ya que retiene mejor el calor. Además de tratarse de colchones buenos para el dolor de espalda, también son hipoalergénicos y sólo presentan un problema: es la composición que conlleva un mayor tiempo de adaptación. Eso sí, a quienes logran adaptarse y les gusta no vuelven a cambiar de material.

CFR - ES - POST - Optimizar espacios